jueves, 12 de agosto de 2010

Me agrada tanto las iniciativas de los cursos ELRN09, ELRN10 y DocTIC que ha emprendido Diego Leal, que a veces me siento un poco frustrado porque no he podido disfrutar en forma mas amplia estos cursos.
El mes pasado decidí escribir un articulo sobre estos cursos y su modalidad. Incluso tengo aun la idea de un proyecto con mis estudiantes de la carrera de Ingeniería de Sistemas de la Universidad Nacional Abierta. Claro, necesito contar con el permiso de Diego Leal para replicar esta experiencia.
Lo situación que se ha presentado, cuando comienzo a realizar las lecturas, tanto en DocTIC como en el resto de la red, es que no logro clasificar específicamente estos cursos. Comienzo a leer sobre los Recursos Educativos Abiertos (Open Educational Resource) y la bella descripción de la UNESCO me describe bien la intención de estos cursos, cuando dice que son "la provisión de recursos educativos habilitados por las tecnologías de la información y de la comunicación para consultas, uso y adaptación por una comunidad de usuarios para propósitos no comerciales”. (UNESCO, 2002). Luego reviso algunos libros, y encuentro uno que describe mas claramente la filosofía de estos cursos, enmarcados en el movimiento internacional de acceso abierto, el cual pretende que cualquier persona con una conexión a Internet, “pueda acceder libremente, sin ninguna restricción de tipo económica, técnico, legal, a la información científica, académica y cultural que representa el conocimiento humano” (García, 2009:159). ¡Guao o Wow... que maravilloso!.
Aún después de tener claro estos conceptos, sigo si encajar estos cursos. El mismo Diego Leal, en su blog señala que sus cursos van mas allá de los OER. ¿Por qué?. Una posible respuesta a esta pregunta la encontré cuando le mostré mi borrador de lo que estoy escribiendo a un profesor. Cuando señalo cómo debe ser el curso y la disposición que debe tener el facilitador para atender a personas en modalidad abierta, me dice:
esto no es cierto ya que no veo que algún facilitador esté dispuesto a atender personas que no están registradas en algún programa, en todo caso se puede decir que el acceso a los materiales está abierto a todos. (El profesor).
Aquí esta la respuesta, que no me permite clasificar estos cursos. No es un OER, ni tampoco un OCW (Open Course Web), es un curso innovador, con un enfoque conectivista, donde se hace un uso necesario de las tecnologías, pero donde los protagonistas son los participantes, y en especial, el facilitador. Es difícil encontrar una persona que se dedique a atender tantas personas, sean personas inscritas formalmente o no, y que mantenga un buen ritmo y disposición de interactividad de los participantes.
A pesar que contar el curso DocTIC con una buena cantidad de personas como participantes, hay una cantidad considerable que se mantiene inactiva. Es una preocupación. Pero para mí, la preocupación mayor es si contaremos con suficientes facilitadores que sean activos en cursos como DocTIC en el futuro. Aunque las tecnologías se desarrollen y alcance niveles no soñados dentro de 10 o 20 años, como indican Downes, es menester contar con personas que tengan la preparación y la voluntad de enseñar y aprender a través de estas tecnologías.

Hoy no podre participar en la actividad presencial, pero espero ver la grabación mañana. 

Referencias:

García A., Muñoz V.(2009). Experiencias de Innovación docente universitaria, Ediciones Universidad de Salamanca. España.
UNESCO (1999). La Educación encierra un Tesoro. Informe a la UNESCO de la comisión internacional sobre la educación del siglo XXI. Ediciones UNESCO. Documento en línea http://unesdoc.unesco.org/images/0010/001095/109590so.pdf
UNESCO, (2002). Forum on the Impact of Open Courseware for Higher Education in Developing Countries. París, Francia. 1 al 3 de Julio del 2002.

Mi Ambiente Personal de Aprendizaje Mejorado

Durante la maravillosa experiencia en el curso de ELRN10, construí mi propio Ambiente Personal de Aprendizaje. Hoy, con el nuevo curso DocTIC de Diego Leal, he revisado y mejorado un poco mi espacio de aprendizaje. Ahora tengo un domino de nuevas herramientas para administrar mi aprendizaje. Entre ellas, el excelente recurso de Diigo. Esta herramienta me ayuda a no perder tanta información que logro encontrar cuando tengo abierto cerca de 10 o 12 ventanas de mi navegador. Y en buena hora logré conocerla, pues la batería de mi portátil me ha dado varios sustos al momento de guardar o respaldar un vídeo o una presentación. Los otros recursos, complementos necesarios, son los sitios de slideshare.net y google docs. Indispensables para mantener los documentos en un lugar donde puedan ser utilizados desde cualquier lugar que tenga alguna conexión a la red. Aunque creo mi APA ha cambiado muy poco, espero seguir mejorando.


miércoles, 14 de abril de 2010

Las Entrevistas sobre TIC y Educación

Conversando con mi esposa, quien también es educadora, sobre el impacto de la tecnología, me decía que le sorprende mucho mas la unión de plataformas tecnológicas y la reducción en tamaños de los equipos que se usan actualmente en la vida cotidiana, en comparación con la capacidad de procesamiento o almacenamiento de los mismos. Y realmente concuerdo con su opinión, pues ahora tenemos equipos que caben en la palma de la mano, y hacen el doble de funciones que aquellos de hace diez años. Menciona el ejemplo de los teléfonos modernos, que traen procesadores de texto, conexión a Internet, música, vídeo, televisión y pare de contar.

Esto ha llevado a modificar la forma de interactuar en nuestra sociedad. Señalaba que si estamos en un cine viendo una película, estamos también revisando nuestro correo electrónico. Para hacer muchos trámites públicos, ahora se ofrecen opciones electrónicas (y algunas veces es la única opción) . Para solicitar la visa, el pasaporte, documentación de vehículos, reservaciones a congresos, asistencia a conciertos y un largo números mas de actividades. Ciertamente cierto, como decía Cantinflas, la tecnología se apoderado de nuestra forma de vivir. Quien no tenga un correo hoy, no existe. Sino tiene conocimientos básicos sobre informática, es un 'nuevo' analfabeta.


Como consecuencia, decía mi compañera, era necesario ajustarse a manejar la tecnología para aprovecharla en forma eficiente en el campo educativo. Mucho mas en la modalidad de Educación a Distancia. Ella piensa que la tecnología le lleva unos pocos pasos adelante a la Educación. Así mismo, indica que la tecnología es un medio efectivo para lograr llegar a tantas personas que nunca han tenido la oportunidad de formarse, por diferentes razones. Pero que es necesario que el docente sea formado y preparado en el uso de las tecnologías. En esta última afirmación también coincido con ella. Allí hay una campo de acción bastante amplio. Señala que en los jóvenes, la tecnología permite fomentar el trabajo colaborativo y permite aprovechar los conocimientos que adquieren los estudiantes a través de otras actividades (como los juegos) para lograr un aprendizaje significativo y productivo. Esto lo respalda con relatos de experiencias que ha tenido con sus estudiantes en los meses.

Pronto colocaré la próxima entrevista para realizar comparaciones.

martes, 13 de abril de 2010

Descentralizando la Educación a Distancia

Voy a permitirme colocar un artículo de Tony Bates, escrito en su Blog, que me parece excelente. El articulo original esta en la dirección siguiente: http://www.tonybates.ca/2010/04/09/decentralizing-distance-education/.
Disculpen si la traducción no es muy exacta.

Este es uno de esos blogs que probablemente no debería escribir, pero qué demonios.

Cuando leí este artículo, que trata sobre el cierre de la Unidad Central de Educación a Distancia en línea de Universidad de Texas, tuve una verdadera sensación de déjà vu. Este es un reflejo casi exacto de lo que sucedió en la University British Columbia, cuando era Director de Educación a Distancia en la UBC, con una sola diferencia, que trataremos más adelante. En el caso de los decanos de la UBC vi como todos los ingresos de la matrícula de Educación a Distancia iban  al departamento de Educación a Distancia. Dado que los estudiantes eran "sus" estudiantes, ellos querían "su" dinero. Lo que no sabía era lo que pasaba con el dinero que entraba y salia: los ingresos de matrícula fueron utilizados para contratar a profesores adjuntos para enseñar en los programas. Además, existía un fondo de subvención de funcionamiento para pagar por el desarrollo del curso, la mayor parte de los cuales regresó a las facultades para pagar por el trabajo en el desarrollo de los cursos en línea. Sin embargo, sólo los Decanos podían tener sus manos sobre aquel dinero...
Así que en 2003 se decidió, en principio, la descentralización de la educación a distancia en las facultades. Un comité llamó la atención para buscar la mejor manera de hacer esto. Tres años más tarde, se hizo así la transferencia efectiva de fondos a los estudiantes y a las facultades, y el Decano de Artes se dio cuenta de que tenía una matrícula de 1.600 estudiantes adicionales, y no tenia a nadie con las habilidades o la experiencia necesaria para manejar esta situación (casi todo el personal Educación a Distancia, inclinándome, habían dejado la facultad hace mucho tiempo). Así que la medida fue anulada y la unidad de Educación a Distancia, se integró en la Oficina Central de Tecnologías de Aprendizaje, donde actualmente se encuentra con bastante éxito en funcionamiento, y así como otras casos reales, hay varias instituciones alrededor de  Vancouver que ahora tienen excelentes programas de educación a distancia y están dirigidos por las personas que dejaron la UBC.


Ahora, como Richard Garrett comentó en un artículo, las actividades en línea de educación a distancia están creciendo y convirtiéndose en parte integrante de la operación de una universidad, y por ello hay lógica en la descentralización, pero con varias salvedades grandes: los departamentos académicos deben entender que los estudiantes de educación a distancia tienen diferentes necesidades que los estudiantes presenciales, [..]  los cursos a distancia en línea deben ser diseñados de manera diferente y por lo tanto requieren un diseño de instrucción y un apoyo técnico web y esto es caro, y los departamentos pequeños necesitan algún tipo de apoyo central ya que no pueden darse el lujo de contratar a su propio personal especializado. Se puede, por supuesto, dejar de hacer algunas de estas cosas y todavía realizar la descentralización, pero la calidad será terrible, y hay un montón de ejemplos (ver mi reseña del libro de Cassie Smith).

Así que aquí está la pregunta: ¿Es mejor hacer lo correcto por razones equivocadas, o lo incorrecto por las razones correctas? (Sí, hay una pregunta mejor: ¿Hay de hacer lo correcto por las razones correctas?).

sábado, 10 de abril de 2010

El futuro del aprendizaje en línea

Leyendo el material publicado por Downes, me invade un sentimiento de preocupación y nostalgia. Nostalgia, porque me recuerda cuando lograba conectarme a Internet hace diez años para buscar algún articulo o trabajo de investigación y así realizar luego alguna tarea. A la velocidad de 56 kps, que era muy rápido, lograba obtener información y aplicaciones a los que muy pocos podían acceder. Pero a esa misma velocidad dejé un deuda grande con la línea telefónica que no pude pagar en su momento. Diez años después, como dice Downes, las cosas han cambiado, y e acceso a Internet es posible obtenerlo casi gratis y sin mucho esfuerzo. Pero el sentimiento de preocupación que me invade es ver en el campo de la educación,  la poca productividad y aplicación de la tecnología. En latinoamericana la inversión tecnológica en las escuelas y demás instituciones educativas, se hace en forma muy lenta en comparación con otras áreas. Y por lo leído, no es un mal único de nuestros países latinoamericanos.

Pero parece que las cosas ha comenzado a cambiar desde hace poco tiempo. La virtualización ha logrado demostrar que se puede invertir en los procesos de formación con poco o moderado dinero y obtener grandes resultados. En Colombia, Brasil, Venezuela, y muchos otros países latinoamericanos se ha incursionando en la Educación a Distancia (EaD) usando la tecnología como apoyo a los procesos educativos. Se tiene menos inversión en un espacio físico, en mantenimiento, y en personal. Y es posible contar con la formación en línea las 24 horas del día. Solo se necesita tiempo y dedicación, y para muchos de nosotros, preparación (o alfabetización tecnológica).

He allí donde se encuentra el meollo del problema. En nosotros, las personas que tenemos la responsabilidad de cambiar. La virtualización del aprendizaje no involucra que las tareas sean más fáciles. Ni tampoco que el trabajo del facilitador o docente será cómodo. Inicialmente tendrá un costo, y muchos teóricos indican que se requieren incluso mayor preparación en comparación con un docente en la modalidad tradicional. Hay mucho trabajo aun por hacer.

Para culminar, diría que la tecnología logra desarrollarse en forma exponencial, llegando a umbrales inmaginables (¿Web 4.0?), pero hasta ahora no hemos logrado aprovechar su potencial en el campo educativo, sino logramos apoderarnos de ella, y comprender que primero necesitamos aprender de ella, para luego lograr que otros aprendan a través de ella.

jueves, 8 de abril de 2010

Mi Ambiente Personal de Aprendizaje

Como menciona Diego Leal, los Ambientes Personales de Aprendizaje (APA) tienen una definición má conceptual que tecnológica. Son simplemente los entornos que cada persona tiene o usa para aprender. Ese entorno puede ser físico o virtual. O como muchos lo conocen, es simplemente el área física y propia de la persona. La tecnología es un complemento muy útil, pero no exclusivo de estos ambientes. Es decir, cuando describimos nuestro APA, estamos indicamos cómo aprendemos, con qué aprendemos, y de quién aprendemos. Esto se puede ver muy bien en un mapa conceptual. Para mi caso, he logrado hacer un pequeño mapa, donde se ven las relaciones de mi entorno, que me permiten aprender de un forma u otra, y con una intensidad variada.

Recomiendo a cada unos de mis estudiantes, compañeros y lectores, que hagan la prueba de definir o determinar cuál es su ambiente personal de aprendizaje a través de un mapa conceptual. Puede usar cualquier herramienta para ello. He aquí un gráfica producto de mi mapa creado con FreeMind.


viernes, 12 de marzo de 2010

Curso de E-learning

Esta martes 12 de Marzo comienza un prometedor y excelente curso en línea llamando ELRN (E-Learning) con la colaboración de Diego Leal, http://diegoleal.org, en donde estaré como participante-lector.

Como indica el correo que recibí,
ELRN es un curso que busca explorar un conjunto de conceptos y tendencias relacionados con el área del aprendizaje apoyado con tecnologías de información y comunicación (TIC).
Es por ello mi interés en participar en dicho curso, que se encajan perfectamente en mi línea de investigación dentro de mis estudios y en la Universidad Nacional Abierta.

Espero que toda la experiencia que logre obtener como participante invitado, pueda ser provechoso pronto en la práctica diaria de mi trabajo como docente y asesor académico en la UNA.

Aquí les dejo el enlace, para quienes deseen participar: http://elrn09.pbworks.com

Me agrada tanto las iniciativas de los cursos ELRN09, ELRN10 y DocTIC que ha emprendido Diego Leal, que a veces me siento un poco frustrado ...